PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar
12/12/2007 | M. L. / El Diario Montañés

Manu Leguineche, 'excelentísimo' maestro

El veterano periodista recibe la medalla de la Orden al Mérito Constitucional y todo el reconocimiento de la profesión española.

Fue recibido con un aurresku y una rosa roja y despedido con una cerrada y calurosa ovación. Al llegar a la Universidad de Alcalá era Manu Leguineche, maestro de varias generaciones de periodistas y muy querido 'jefe de la tribu'. Al abandonar el centenario paraninfo complutense era el 'excelentísimo señor' Manuel Leguineche Bollar. Acababa de recibir de manos de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, la medalla de la Orden al Mérito Constitucional. Y de Fernando González Urbaneja, el sexto premio FAPE de periodismo, el máximo galardón de la Federación de Asociaciones de Periodistas con la que la profesión le expresaba su admiración, reconocimiento, respeto y cariño.

Durante la hora larga que duró el emotivo acto, Leguineche, nacido hace 66 años en Guernika (Vizcaya), batalló para contener las emociones. Rodeado de familiares, amigos, colegas y discípulos, Manu apretó los dientes y los puños y acertó a reprimir las lágrimas que amenazaban con sobrepasarle.

«¿Alguna vez habrá que llorar!» concedía el periodista curtido en mil batallas y fundador de la agencia Colpisa. Un Manu que dio «por bien pagados todos los sacrificios y las muchas aventuras» de un oficio que, a pesar de los pesares, «aún me gusta». «¿Qué decir? ¿Que os quiero mucho!», agradecía un conmovido Leguineche «está eclosión de cariño y amistad que produce lágrimas».

Sol invernal

El homenaje comenzó al abrigo de un agradable sol invernal en el patio de Santo Tomás del Colegio de San Ildefonso y con el aurresku de salutación que Manu recibió «como un golpe bajo en la línea de flotación emocional». Un Manu Leguineche que se avino a dejar momentáneamente su fortín de Brihuega y que compareció en Alcalá venciendo la timidez, en su silla de ruedas, con gafas oscuras y tocado con sombrero de ala ancha.

Continuó en el centenario paraninfo en el que el Rey entrega cada año el premio Cervantes y donde Leguineche recibió entre muestras de afecto y cariño la doble condecoración.

Fue en un acto muy emotivo, con cierto aire académico, 'laudatio' incluida a cargo del amigo y también impenitente viajero Javier Reverte. Intervinieron el rector de la Universidad de Alcalá, Virgilio Zapatero, el presidente de la FAPE, Fernando González Urbaneja, y la vicepresidenta María Teresa de La Vega, tras dar lectura a sendos y afectuosos telegramas de los Reyes y los Príncipes de Asturias.

De la Vega repasó la intensa carrera de Manu , «un formidable profesional -dijo- que ha elevado el periodismo a sus más altas cotas». Un Manu Leguineche que «siempre ha jugado limpio con el lector» y a quien definen las palabras «veracidad y compromiso». Un reportero que como exigía Kapucisnky «es una buena persona, llena de ética y humanidad».

«Manuel Leguineche ha sido, es y seguirá siendo ese extraordinario periodista del que todos queremos seguir disfrutando y aprendiendo» resumía De la Vega. Recordaba como ha trabajado en cinco continentes, fundado y dirigido agencias de noticias y ha escrito más de 30 libros.

Habla Pérez Reverte

Se elogió en el paraninfo el «permanente compromiso con la verdad» del Leguineche que es el «modelo de periodismo necesario». Reverte repasó la dilatada carrera del maestro y el amigo -«el único del que hablan bien todos los demás periodistas»- y su insobornable vocación de «un reportero, el mejor de las últimas décadas, que ha estado casi cinco en primera línea, sabiendo ver y escuchar para contárselo a los lectores».

Premiaba la FAPE a Leguineche «por su aportación relevante a la profesión periodística y la contribución a la defensa del ejercicio libre de la misma, de la dignidad profesional y de la libertad de expresión de un periodista español». Se le distinguía con la Orden al Mérito Constitucional «como premio a su actividad al servicio de la Constitución y de los valores y principios en ella establecidos y de manera particular su defensa del derecho a la libertad de expresión e información».

Entre quienes quisieron sumarse al acto y testimoniar su cariño a Leguineche: José María Bergareche, Gabilondo, Mingote, Pedro J. Ramírez, Diego Carcedo, Pilar Cernuda, Francisco Basterra, Morató, Guindal o Paradinas.

Punto de lectura. Santillana Ediciones Generales S.L.,

Avenida de los Artesanos 6, 28760 Tres Cantos, Madrid.

Teléfono: 91 7449060. Fax: 91 7449224.

Mail: puntodelectura@santillana.es

Tres Tristes Tigres

Una empresa de PRISA